Vientos Alisios

Featured

Prologo

Vientos alisios, trata de interpretar acontecimientos generados por el desarrollo del pensamiento del hombre, convirtiendo al mundo en un laboratorio experimental de tendencias, que no siempre estuvieron acordes con la libertad del hombre a la intelectualidad y la búsqueda de la espiritualidad.

El autor mezcla en estos ensayos, la esperanza con sus perturbaciones y trata de conciliar un encuentro con la espiritualidad y sus demonios, que lo alejan de sí mismo, dejando en la bandeja, preguntas sin respuestas.

Estos ensayos de poesía y prosa, no es otra cosa que el discurrir del hombre por este mundo, su lucha por imponer su razón creadora y destructiva sobre la naturaleza y sobre el mismo hombre, analizando desde este punto de vista la evolución del pensamiento humano a través del tiempo y define con claridad el resultado de esta lucha.

Adjunto link en dropbox, para que puedan abrir el enlace… Vientos Alisios

Advertisements

La Ética de la Excelencia: El Liderazgo para “hacer” el mayor bien posible

Featured

¿Evolución o imitación?

Desde que el hombre tiene memoria de si, sus acciones han estado dirigidas y motivadas a su sobrevivencia, incluso en la vida animal, podemos ver manifestaciones similares de prevalencia entre las mismas especies, donde el más fuerte guía y protege a la manada y esta, acoge y acepta esta condición natural.

Con el transcurso del tiempo hasta la actualidad, el hombre ha ido definiendo su condición de “Líder” o de “Seguidor”, basado en la experiencia que cada situación específica requiere; hay coyunturas especiales, en donde la sociedad organizada, entrega su capacidad de ser guiados a alguien que reúne las condiciones idóneas para emprender esta encomienda importante cuyo objetivo es la búsqueda de la realización y el bien común.

En resumidas palabras, así nace y se entrega el liderazgo.

En las organizaciones actuales, es una constante la búsqueda de líderes a quienes se les transfiere la misión, visión y cultura de la organización, para que la gestione en base a objetivos estratégicos, que le permitan a esta, competir y prevalecer dentro de un entorno minado de oportunidades, amenazas y responsabilidades, para lo cual se requiere, que la persona elegida, posea una serie de habilidades y conocimientos que puedan cohesionar a la organización, a sus integrantes, a sus grupos de interés y a la sociedad, en una sólida y virtuosa cadena de valor.

El Liderazgo de la mano con la ética, buscan, bajo estas premisas descritas, orientar a las personas sobre todo a los jóvenes, por este camino, que es parte del éxito personal de cada individuo, que no es fácil pero que a cada paso que se dé, se podrá ir forjando un mejor entendimiento de lo que “se quiere ser”, ahora y en el futuro, con metas y objetivos claros de lo que “debe hacerse”, para lograr la tan ansiada autorrealización… “siempre en la búsqueda de felicidad”.

El verbo “hacer”

El liderazgo, en el Perú, visto desde el punto de la ética, nos muestra una faceta discontinua y en donde, la educación tienen mucha incidencia en el verdadero valor de guiar a otros a buscar y alcanzar sus ideales.

Los logros de las personas, analizadas, tomando en cuenta sus competencias, nos muestra una fallida o trunca maduración de valores y por sobre todo, en la ética, siendo esta, el punto clave en la que se debe incidir desde un inicio en la educación, ya sea a nivel familiar y/o estudiantil, para que de esta manera, se refleje en el campo laboral y en la misma vida de los individuos, la necesidad de encontrar el bien común, como parte de un logro más humano y social.

Si bien es cierto que el logro involucra a una persona o a un grupo de ellas, los beneficiarios de éste, serán quienes aprueben o desaprueben el mismo, la ética de hacer el mayor bien posible, nos muestra un camino de excelencia, que pocos, muy pocos, buscan aplicar, esto por la gran responsabilidad que engloba el simple precepto de “hacer que otros, sean mejores”.

Wren, D. (1994). Afirmó que “el tema de ética es sobre la conducta humana moral, buena o mala, ha ocupado el pensamiento de filósofos desde tiempos inmemoriales. Ética es el “deber” moral que sostiene una sociedad civilizada” (p.408).

Cuando hablamos de ética, encontramos en su concepto el estudio del “hacer”, pero no contempla la “omisión” o el “no hacer”; igual encontramos “al bien” o “al mal” como los caminos por donde circula “el hacer”; obviamente el objeto donde se vierten todos estos elementos, se visualizan como parte del “comportamiento” de las personas, pero ¿por qué se indica así?… una parte del comportamiento humano está dado por la influencia de su habitad, otra parte por su propia experiencia y/o necesidad, que orienta su acción y otra más, por el grado de discernimiento que el individuo aplica para determinar si lo que “hace” o “no hace” es o no o podría haber sido lo correcto.

En un análisis hecho en la facultad de una Universidad del departamento de Lambayeque en el año 2018, se encontró que la mayoría de sus estudiantes, buscaban logros propios o individuales y que dentro de sus competencias, la ética no figuraba como un Factor de Éxito necesario para alcanzar el “reconocimiento” social, es más, al analizar sus habilidades intra e inter personales, se encontró un gran desconocimiento de sí mismos así como la falta de un plan de vida que les permita desarrollar objetivos personales que encaminen su autorrealización; está falta de convicción para determinar cómo estos estudiantes se visualizan a sí mismos y se ubican en el futuro, se explica en la falta de estímulos que puedan generarse en sus propias zonas de confort y  la vez, por el ascendente de estímulos colaterales irradiados a su zona de aprendizaje provenientes de otras zonas de confort, que con el tiempo se convierten en “estereotipos” o “modelos” a imitar.

Estos modelos, son independientes a las personas, quienes buscan estímulos para “hacer” muchas veces, en un 90% buscan “imitar”, y aquí viene el problema… lo que se “imita” ¿tiene lo necesario para ser catalogado como un buen espejo?, la estadística nos responde, el 50% es muy pobre en ética, moral, valores y principios; el 35% tiene una mezcla entre motivación y necesidad, pero no se basa en la ética y valores; el 15% restante, si se puede catalogar como elementos diferenciadores y positivos a seguir.

Del 10% que “no” busca “imitar”, el 99% desarrollar un modelo a seguir basado en el “individualismo”, es común notar una falta de “disciplina”,  no se observa ética ni preceptos, el desarrollo de habilidades sociales no tienen equilibrio, y cuando el modelo madura, la autorrealización lograda, aun no encuentra la paridad emocional requerida entre su visión como persona y su misión como ente social.

Solo el 1% de los que “no buscan imitar”, consolidan desde un inicio los elementos necesarios para desarrollar un “modelo eficiente de autorrealización”.

Pero ¿qué es lo que aleja a las personas de la ética?, la respuesta a esta pregunta tienen muchas elementos de convicción, que en el transcurso de una vida se van asimilando y cimentando ante alguna carencia en específico o la suma de varias de estas, las cuales merman y afectan la realización de algún objetivo necesario o deseado de los individuos.

Estos elementos de convicción, se reflejan y tratan de explicarse en la “teoría del reconocimiento” desarrollada por Axel Honnet (Escuela de Frankfurt), donde se conceptualiza que un individuo maltratado, humillado e ignorado, deja de ser o pierde su probidad, sus derechos, su autonomía personal y/o moral y por tanto, se convierte en una persona que con tal de cubrir esas limitaciones que lo agobian, suprime parte de su libre albedrio o discernimiento, enfocándose en el “facilismo”, sin que interese, si la acción a realizar o ya realizada, pueda ser catalogada como buena o mala.

James MacGregor Burns, en su obra Leadership (1978), una de sus afirmaciones indica: “la crisis del liderazgo, hoy día, es debida a la mediocridad o irresponsabilidad de tanto hombres y mujeres en el poder”… pero en el análisis de esta afirmación, encontramos que la crisis del liderazgo y de la personalidad de los individuos, por “hacer”, tiene su punto de inflexión en la educación… en un país como el Perú, donde la educación pública, es “básica, irregular y politizada”, encontramos un gran “factor crítico” para una gran mayoría de peruanos, pero eso no quiere decir que la educación privada, tenga mayor eficiencia por sobre la educación pública peruana, tiene sus pro y sus contra, sin embargo tiene mayores beneficios y alcances en “educar con ética, valores y principios” (68% cree que la educación privada es mejor y el 35% peruanos en edad escolar, estudian en colegios privados. Diario Gestión, (07/02/2017). ¿Educación pública o privada, qué prefieren los peruanos?).

Una autorrealización sin ética y valores es “cuestionable” y poco trascendente a favor de un bien común y social; los logros que puedan generarse bajo esta perspectiva, estarían faltos de sustento y transparencia, aunque parte de este logro pueda ser puesto a disposición y/o favor de terceros, lo cual podría interpretarse como un intento de “lavar una autorrealización sin ética”.

Es importante dejar en claro la premisa de “lavar una autorrealización sin ética”, ya que en la actualidad, la “corrupción” derivada de una falta de principios, valores y ética, conlleva a analizar de los individuos, una serie de logros provenientes de ésta y que no tienen ningún vínculo con él éxito o el fruto de una “autorrealización formal”, por tanto las acciones que las personas puedan generar, para ocultar el verdadero origen de este logro, puede catalogarse como parte del “lavado de activos” que se realiza en gestiones fraudulentas.

Cuando se habla de una “autorrealización formal”, estamos enfocando y definiendo una serie de factores, que en las personas, se desarrollan en armonía, en diferentes tiempos de maduración y concatenados a la educación, a la familia y a una planeación personal de largo plazo, que permite responsablemente consolidar una autorrealización formal.

Los factores de una “autorrealización formal” también son conocidos como los elementos principales que conforman “un modelo de gestión personal”, donde se integran una serie de “estrategias”, “planes de acción, recursos necesarios y limitaciones”, “objetivos, factores de éxito y factores críticos”, y por último “la prospectiva de la visión, misión y valores hacia la manera de cómo se gestiona el riesgo y el cambio personal”.

La ética de la virtud, de Platón y Aristóteles, donde, Platón, (370 A.C), en su obra filosófica “El Simposio” o también conocida como “El Banquete”, nombra cuatro elementos para la ética en función a la virtud y al amor: 1) Prudencia; 2) Valor; 3) Templanza; 4) Justicia.

Si asociamos estos elementos a la temática actual, pero analizándolos de manera separada, encontramos los factores principales para emitir o evaluar “juicios de valor”, los cuales están relacionados con el “hacer” del comportamiento humano, sin embargo no toma en cuenta los factores exógenos que sensibilizan al individuo a actuar o realizar alguna tarea en relación a una toma de decisión, donde el “hacer” haya sido deliberado antes de su realización.

Alfred Sonnenfeld (2010), en su libro “LIDERAZGO ÉTICO: La sabiduría de decidir bien”, pone en debate la sabiduría, es decir, la “decisión” por sobre el “hacer”, analiza la ética de las personas, por el tipo de decisión que toma y la felicidad que se genera.

Pero, ¿porque “hacer mejor a otro”?, ¿por qué la ética de la excelencia?, ¿en qué etapa de la evolución de la ética, nos encontramos?, ¿por qué se requiere de una ética holística para ir construyendo nuestra felicidad?…

Estas prerrogativas, difíciles de poner en contexto, nos muestran una vista difusa de lo que se requiere como sociedad, el “liderazgo inverso”, promovido por un entorno carente de optimismo y visión de futuro común, nos ubican en la encrucijada de vivir “aceptando el mal menor” o también conocida como la “ética de la recompensa”, donde la ética y el liderazgo, conviven en divorcio pero aferrados a Factores de Éxito cuestionables, como ya se explicó.

¿Factores de Éxito, Factores Críticos o límites de la ética hacia el éxito?

Una de las continuas preguntas que nos hacemos, es acerca de las limitaciones de la ética y de cómo identificarlas, desde este punto, se podría definir como los extremos de esta, por un lado están los Factores de Éxito, conocidos también elementos de apoyo o proveedores de recursos y por el otro, los Factores Críticos de Éxito o elementos excluyentes… estos factores, son muy cambiantes entre sí, generando una serie condiciones que van a determinar, el grado de influencia que la ética va a tener sobre las personas y el cumplimiento de sus objetivos.

Los Factores de Éxito (FE), son al igual que los Factores Críticos de Éxito (FCE),  condiciones naturales prexistentes y/o programadas que se dan o se requieren, para que un objetivo pueda ser alcanzado y/o realizado dentro de un plazo estimado… la diferencia entre uno y otro es que, los FE de tenerlos a la mano o de tener la facilidad de acceso o de tener la disposición de estos, no son críticos… de perderse esta condición (su disposición), se convierten en FCE o factores escasos, que van a generar, que el objetivo no se cumpla o que el tiempo previsto sea mayor al estimado inicialmente.

Igualmente, hay FCE que no dependen de uno, si no del entorno y esto hace que se conviertan en “barreras de entrada” en el diseño de un objetivo, estos FCE pueden ser “físicos”, “políticos” y “del entorno”… a diferencia de lo anterior, los FCE que dependen de uno, son las que se definen en las “habilidades sociales de las personas” (intrapersonales e interpersonales).

Los FCE físicos, son: los recursos (económicos, materiales e intelectuales); los FCE políticos, son: las normas, la ética, la moral, los principios, los valores…; los FCE del entorno, son: la sociedad, las organizaciones, los grupos de interés.

Un FE, que hoy se tiene, mañana puede convertirse en un FCE y viceversa, ejemplo: “un alumno depende del trabajo de sus padres para estudiar en la USS, si los padres trabajan de manera estable, el alumno tiene un FE físico a su favor… pero si los padres pierden esta capacidad de trabajo ya no pueden asegurar este FE a su hijo, por tanto esta dependencia se convierte en un FCE, que va a desplazar en el tiempo que alumno cumpla con su meta trazada para el estudio… hay otras opciones: que el alumno trabaje para solventar sus estudios o que espere a que sus padres puedan nuevamente darle el recurso que necesita para estudiar, convirtiendo nuevamente el FCE en un FE”.

Pero ¿Qué sucede, cuando un FCE, afecta al individuo en su autorrealización, generándole un “reconocimiento” adverso al buscado?, dependiendo del individuo y de la “necesidad” de este que lo estimula, por la lejanía o cercanía del “logro”, es que éste, va a desarrollar acciones previstas o no, en su plan de autorrealización, y si el FE requerido es escaso, es donde el “qué hacer” a aplicar, en su concepción pueda contener elementos cuestionables o contrarios a los principios éticos que requiere un “logro formal”.

El caldo de cultivo de los FE y FCE, están ligados a la necesidad de las personas por ser reconocidos y a su búsqueda de la felicidad, que es el éxito, por tanto, en un contexto donde la educación es pobre en valores, la ética se convierte en un FCE fácil de evadir.

“Haciendo” mejor al otro

El hombre necesita proponerse metas en la vida, pero laborar más o tener mayores ingresos  no son sinónimos de metas, si lo “que se hace”, ignora en qué y para qué aplicamos nuestro esfuerzo y en qué puede éste, mejorar el bienestar de las personas.

A la ética no le incumben únicamente los principios y los propósitos, se interesa mucho en  los resultados que se obtienen, así estos, algunas veces, sean diferentes a lo deseado.

El bien o el “hacer bien”, no es un objetivo indefinido cuya materialización es improbable,  por lo contrario, es algo que siempre va a estar activa en el obrar de los individuos, transformándolo y dotándolo de virtudes reales y necesarias para que con ellas, forje una  prosperidad precisa y común. La virtud permite al “que hace”, “hacer mejor a los que están bajo nuestra influencia”.

Finalmente, un líder, siempre debe tener en cuenta que, “Quien siente la llamada a liderar debe tener la perspectiva suficiente para saber, en todo momento, que, por encima de los fallos propios o ajenos, puede alcanzar esa grandeza de ánimo sin la cual no hay liderazgo posible” (Sonnenfeld, 2010).

Causas de la Violencia Terrorista en el Perú

I. INTRODUCCIÓN

 

El presente trabajo, en lo particular toca un tema del cual nadie es ajeno, todo aquel que nació en el Perú en la década de los 70, no ignora la miseria y desdicha que nos dejó la violencia política.

Para poder abordar este tema se tiene que retroceder en el tiempo, y analizar parte de la Historia Política del Perú, concentrándonos en los problemas que trae consigo el centralismo, la mala distribución de la riqueza, la concentración del poder en pequeños grupos económicos y el problema multietnológico o racial que el país y sus políticos tienen aun pendientes de resolver.

El tema resulta ser muy sensible, pues la ideología prestada de experiencias foráneas (Revolución Rusa, Cubana y China), se aplico con los mismos matices de violencia y excesos bélicos de ambos bandos, un terrorismo mutuo fue el “medio” que se desarrollo tanto por los integrantes de los grupos terroristas así como por el ejército del Perú, el cual se vio rebasado en un primer momento, al pretender detener esta violencia y al no lograrlo, tubo que aplicar los mismos métodos usados por estos grupos.

Actualmente, el problema sigue latente, subsiste el grupo terrorista Sendero Luminoso, como brazo armado de la ideología izquierdista radical, quien aliado con el narcotrafico, intenta nuevamente ser el abanderado de la violencia en el país, pero aplicando nuevas tácticas de penetración social y reclutamiento de adeptos, para lo cual tiene los medios económicos (que le da el narcotrafico) y el conocimiento militar necesario para prevalecer en esta zona de conflicto (zona cocalera del valle del Monzón).

Esta monografia intenta, esclarecer algunos factores aun ocultos, que permitieron sumir al país, en una guerra social que a dejado secuelas muy hondas en todos los peruanos, y mucho más ahora que la “verdad oculta” de algunos sucesos empiezan a salir a luz, y que todos nos estremecemos al saber de un Perú oculto, que continua aletargado y olvidado por nuestra casta política.

 

II. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

 

Determinar el problema, resulta sumamente difícil, es por ello que en pro de un buen entender el análisis se hará en cuatro etapas:

2.1. El problema multiétnico o Indígena

José Carlos Mariategui, en sus Siete Ensayos de la Realidad Peruana, toca este punto desde el punto de vista social, describe un campesino rural explotado desde siempre, al cual la política de los gobernantes de turno, nunca los ha tenido en cuenta; nos muestra a un campesino sin educación, desnutrido, incomprendido e irreal, pero profundamente religioso; en resumen, una gran masa social secuestrada a sus sueños y postrada a una realidad marginal… “es inaceptable y simplista la conclusión de los etnólogos que han dogmatizado tanto sobre la inferioridad radical de la raza aborigen… la república, viviendo a espaldas de la población indígena, la ha convertido en una fauna humana” ([1])

En los años 70, con Velásco en el poder, se intenta reformular estructura social del país, con medidas anti técnicas, como la Reforma Agraria y otros hechos nacionalistas que exacerbaron la mentalidad de esta masa campesina ([2]), originando desbandes populares con la intención de conseguir mayores beneficios sociales, económicos y políticos.

Este problema, tiene sus inicios desde las época de la conquista, donde el indígena fue usado como esclavo para labores agrícolas, extracción de minerales y otras labores que los marginaron totalmente en su propio territorio y habitad; esta demás señalar que en tiempos actuales, los campesinos o indígenas siguen teniendo restringido su acceso a mejores condiciones de vida, es decir: mejor educación, mejo acceso al trabajo formal, mejor acceso a la justicia y participación en la política del país; todos estos motivos descritos motivaron desde siempre las grandes migraciones de indígenas a ciudades con mayores posibilidades de desarrollo que les permitieran poder equilibrar sus necesidades de desarrollo personal, siendo la capital (Lima), la que concentra el mayor porcentaje de migrantes de estas zonas rurales.

 2.2. La distribución de la riqueza

“El problema de la Tierra”, como lo llamaba Mariategui, se encuentra asociado al problema de la distribución de la riqueza o diferencias presupuestales que el gobierno destina a las diferentes regiones del país para desarrollar los principales sectores que mueven la economía.

Es sabido que presión tributaria en el país, es del 25% promedio; el canon petrolero desde la década de los 60, nunca pudo distribuirse de manera apropiada y en la actualidad el canon minero, dilata esta entrega de recursos.

“El Problema de la Tierra” o de la propiedad de la tierra ([3]), no está escrita por lo tanto es impropio tomar como referencia información que no tiene ningún sustento. El desarrollo de la propiedad en el país tiene más indicios de expropiación y este empieza desde la época del incanato hasta la mal llamada reforma agraria de Velásco; la toma de propiedad por lo tanto siempre se ha dado en base a la toma de posesión por “los nuevos dueños” o como retribución a conquistas, premios o sesiones de propiedad a la iglesia o alguna otra institución del estado o sociedad civil; es por lo tanto la época de las grandes haciendas y de un gran desarrollo de la agricultura, donde los indígenas eran el principal recuso humano para este trabajo; cuando Velásco asume el gobierno con el golpe de estado a Fernando Belaunde, dicta la mal llamada Reforma Agraria, que permitió en el corto plazo, la destrucción de un apogeo agrícola, pasando del gran latifundio al minifundio, cambiando un problema por otro aun peor, ya que esta sesión de propiedad nunca fue legalizada con los títulos de propiedad requeridos; por lo que ahora existen muchas comunidades indígenas con una propiedad sobre la tierra incierta y que hasta ahora se hace poco por reestructurar.

La distribución de la riqueza, por lo tanto, tiene matices de tenencia de la propiedad, atomización de la propiedad, de un gobierno que no puede determinar un mecanismo apropiado para atender de mejor manera las necesidades de las comunidades indígenas que se encuentran excluidas del desarrollo común, y por ende un caldo de cultivo de violencia y resentimiento hacia la política regente, así como la exacerbación de un nacionalismo poco constructivo.

2.3. Problema Cocalero y el Narcotráfico

La Coca, es la hoja sagrada de los incas, desde siempre se cultivo esta hoja con fines religiosos y de consumo masivo, pero también el principal insumo para la elaboración de Cocaína y sus derivados; el Perú es unto con Bolivia, los principales productores de esta hoja en el mundo, el problema de la hoja de coca, trae consigo un problema mucho más hondo que se basa en el desarrollo de una economía local, que le ha permitido a muchas comunidades indígenas, el desarrollo de sus comunidades, son muchas la familias que viven de este cultivo, principalmente en zonas de selva (Huanuco – Tingo María, Tarapoto – Tocache, Valle del Ene – Junín, entre otras.

El gobierno, por convenios internacionales desde la década de los 80, empezó la erradicación de este cultivo, mediante técnicas de suplantación, fumigación o erradicación forzada; se realizo un empadronamiento general de los campesinos que cultivan esta hoja, con la intensión de limitar la expansión de nuevos cultivos, el gobierno suscribió el tratado de Viena, tratado en contra de la proliferación del consumo de drogas, y que sostiene como principal fin la erradicación y control de insumos ligados a la producción de narcóticos.

En fin, el problema de la hoja de coca, ha degenerado en un problema mayor que es el Narcotráfico o el uso indebido de la hoja de coca en la producción de Cocaína y su exportación al extranjero para su comercialización – este es un negocio muy rentable y de cifras millonarias, y que a la vez genera infinidad de recursos económicos, militares y políticos ([4]), la política actual no ha podido hacer frente a esta amenaza, las leyes son insuficientes ante el incremento del poder del narcotráfico y mucho más penoso aun es, el incremento de la drogadicción en el país, así como en las naciones que consumen la producción que se hace en Latinoamérica ([5]), por lo tanto el problema de la hoja de coca sumado al narcotráfico del producto obtenido de este (Cocaína), conforman una oportunidad muy accesible y lucrativa de generar recursos económicos que pueden ser destinados a otros “financiamientos”.

2.4. Aparición de nuevas tendencias ideológicas

“Los problemas más profundos provienen de los intereses en conflicto de individuos razonables y de las exigencias opuestas de diferentes modos de vida”… ([6])

En 1914, Rusia se sumió un una guerra civil, que dio como resultado la caída de una monarquía europea, y la aplicación de una nueva teoría política y económica, que trajo consigo la reestructuración social de una nación así como un nuevo enfoque de repartición de la riqueza, más “equitativa”, mas controlada (predominio de la burocracia estatal), mas jerarquizada (gobierna un “Buró” político) y sobre todo sin opositores al régimen ([7]), este nuevo orden mundial, se conoció como COMUNISMO o Marxismo, que fue fundamentada por Hegel en su “teoría económica”, Marx se encargo de adaptarla a su realidad en su obra el “Capital” y Lenin la puso en práctica en su revolución Bolchevique.

La trascendencia de esta visión, trajo consigo luego de la segunda guerra mundial, la expansión de esta idea o teoría política, aparece la cortina de hierro, y la formación de las URRS (Unión de Repúblicas Socialista Rusas), que abarcaba gran parte del Asia y la Europa continental; casi simultáneamente surge en Oriente (China), la misma tendencia socialista adaptada a una realidad mucho más complicada por el entorno geográfico, por el problema con Japón por la propiedad de la Manchuria, por el apoyo militar de los Estados Unidos, al gobierno republicano de Chiang Kay Cheng, por el protectorado de Inglaterra en Hong Kong.

China, luego ampliaría su dominio ideológico a Korea, Nepal, Vietnam y la India (que luego daría paso a la formación de Pakistán (País comunista desde su origen).

En África, surgieron movimientos comunistas, pero que en realidad fueron movimientos militaristas que solo buscaban el propio beneficio, sobre todo teniéndose en cuenta la diversidad de etnias que pugnaban por ejercer el gobierno de alguna república de este continente.

En Latinoamérica, hubo muchos intentos de adaptar esta nueva teoría, Cuba lo logro, surgiendo otros movimientos latinoamericanos en diversos países en busca de este ideal, sobre todo instigados en la clase obrera y en un ambiente político netamente militarizado ([8]), que no permitió el desarrollo de esta tendencia, que ya se había convertido en una nueva forma de gobernar (en contraste a la democracia liberal).

Resumiendo el Problema de este estudio, tenemos:

“Que las causas de la violencia terrorista en el Perú, tienen factores que se sustentan en su misma historia, el problema indígena y la legalidad de la propiedad, una deficiente distribución de la riqueza o de los recursos económicos obtenidos, el problema de la legalidad del cultivo de la hoja Coca y la industrialización que el Narcotráfico hace de esta hoja con fines ilícitos y la aparición de nuevas teorías políticas en la búsqueda de generar un mejor equilibrio entre el poder y el desarrollo económico de las naciones.

 

III. OBJETIVOS

 

3.1. Objetivo General

Analizar factores poco conocidos que causaron la violencia terrorista en el Perú, en la década de los 80 hasta el año 2000; y bajo estas respuestas, poder predecir la continuidad de la misma.

3.2. Objetivos Específicos

Determinar la persistencia de los problemas étnicos y políticos – económicos.

Dar a conocer al lector un Perú distinto al que estamos acostumbrados idealizar, un Perú más profundo, sensible y desconocido al que somos indiferentes.

 

IV. ESQUEMA DE TRABAJO

 

Capítulo I 

 

Conceptualización

A lo largo de la historia se ha intentado otorgar un nombre a todas y cada una de las cosas, pero para el caso de Terrorismo, no existe una homogeneidad en cuanto al concepto que pudiera tener, así tenemos:

Según La Real Academia Española, Diccionario de la Lengua Española

Terror.- Miedo, espanto, pavor de un mal que amenaza o de un peligro que se teme.

Terrorismo.- m. Dominación por el terror// Sucesión de actos de violencia ejecutados para  infundir terror.

Terrorista.- com. Persona partidaria del terrorismo// Adj. Que practica actos de terrorismo

En el análisis de documentos, comunicados, trabajos de los diferentes organismos internacionales se utilizan como equivalentes o sinónimos de terrorismo a “grupos alzados en armas”, “grupo irregular”, Rebeldes combatientes”, “insurgentes”, “grupos políticos” entre otros.

Tomo también como base para la definición de terrorismo, a Jiménez Bacca quien afirma que Terrorismo son actos de violencia armada contra la vida, la salud y la libertad de las personas ejecutadas de un modo sistemático y planificado que tienden a crear una situación de inseguridad y de peligro colectivo para alterar el orden constitucional o la organización jurídica del sistema democrático. En la aparición de terrorismo aparecen tres elementos inefables en todo delito del terrorismo, que según Jiménez Baca, es conveniente resaltar.

1) Teleológico o finalista: es la intención terrorista que busca subvertir al Estado. Puede ser total o parcial la subversión del orden político constituido.

2) Psicológico o subjetivo: consiste en la utilización del terror para alterar el orden constitucional y democrático del Estado de derecho y ponerlo objetivamente en peligro. Es provocar o mantener un estado de de zozobra, alarma o temor. El terror como modalidad de acción o condición necesaria para obtener sus objetivos. Es la situación creada ex profeso que permite alcanzar un determinado objetivo a través de los más variados medios. Los requisitos para alcanzar el temor en la población o una parte de ella son la ausencia de limites o de discriminación en los objetivos o las victimas y carácter imprevisible, el acto terrorista tiene que darse por sorpresa y en forma clandestina. Esto multiplica el efecto de terror y ansiedad buscado. Lo importante no es el terror como finalidad, sino el resultado, como modalidad de acción.

3) El elemento objetivo: incluye los actos o amenaza de violencia cometidos mediante una estrategia coercitiva o método, atentados contra la vida, salud propiedad, libertad. La clave para la comprensión del terrorismo en cualquier país vendría a ser su dimensión instrumental, su carácter de estrategia y de método o herramienta al servicio de una actividad definida como criminal, utilizando para sembrar el terror, que presenta como característica común el uso o la amenaza de violencia. Esto quiere decir que todo acto de violencia terrorista debe usar la violencia de una manera sistemática o tener una estructura o sistema de actuación, que no puede ser un hecho individual o aislado. Debe ser realizada por una organización o grupo con proyecto político o programa estratégico. Hablar de estrategia descarta el hecho como aislado, incidental o excepcional. La pluralidad de actos terroristas no se conforman solo con que el sujeto activo, en este caso sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Tupac Amaru, sino que han de realizar actos varios unidos de forma tal que se pueda afirmar que han sido verificados de modo sistemático ([9])

 

Capítulo II

 

Los Primeros Indicios

En el año de 1980, aparecen los primeros indicios de la existencia de Sendero Luminoso, como una facción armada del Partido Comunista del Perú, que busca la toma del poder bajo métodos de guerra convencional, guerra de guerrillas y propaganda subversiva.

Estos inicios, no presagiaban la magnitud del hecho, ya que fue tomado como una anécdota dentro del proceso electoral que culminaba (la localidad de Chuschi – Ayacucho, fue la elegida para iniciar este proceso belicista y de confrontación al estructura centralista de gobierno); analizando el tema desde el punto de vista histórico, en Ayacucho se sella la independencia del Perú del yugo español, y es aquí dónde se inicia la afrenta terrorista en el País.

El grupo terrorista MRTA (Movimiento Revolucionario Tupac Amaru), se da como resultado de la disidencia del grupo paramilitar Rodrigo Franco, que migra a un grupo más integrado y netamente distinto en la fundamentalización de sus objetivos políticos; no existe un hecho relevante a su aparición, salvo la toma armada de la ciudad de Jaén y ataques armados a destacamentos policiales y militares en la selva del país, en el año de 1989.

Desde estos inicios, encontramos un punto común en estas tendencias, el divorcio del estado de una realidad social muy palpable, que pronosticaba la erosión desde sus cimientos de una estructura política atiborrada en un centralismo limeño que consume casi la totalidad de los recursos obtenidos por tributos y regalías, y un fracaso total en la forma como se distribuye ([10]).

La propaganda terrorista, que se disemino en toda esta zona, estaba constituida por proselitismo ideológico y apología al terrorismo, pintas en paredes, tomas de pueblos y ejecuciones publicas de alcaldes, policías, personas civiles, profesores y todos aquellos que eran marcados como peligrosos al proceso; el terror empezó bajo este punto de vista de aniquilamiento selectivo y penetración desde el área rural, con la intención de preparar  la toma de la capital.

Es de resaltar, que en esta primera fase, el gobierno no realizo acciones de respuesta contundentes, mientras que los servicios de inteligencia de las fuerzas armadas, presagiaban el peor de los porvenires de los siguientes años.

Dentro del análisis económico, el país vivía la peor de sus crisis, luego que Bermúdez entregará  el gobierno a la democracia y Belaunde asumiera el gobierno, las relaciones internacionales del país se encontraban deterioradas por el tema de la expropiación o nacionalización de los yacimientos de petróleo, lo que origino que la ayuda internacional disminuya y que nuestra economía dependiente del petróleo, se deteriore, dando sus primeros signos de recesión e inflación, lo que generó en esas épocas aumentos de precios, acaparamiento, un tipo de cambio volátil, el incremento de la burocracia estatal y una mayor inmigración campesina a las ciudades de la costa.

En resumen, las condiciones sociales, económicas y políticas estaban en su punto, en la espera del momento preciso para que se desate el desborde social, primero y luego el desarrollo del terror ([11]); esta etapa se encuentra ubicada entre los años 1980 y 1984.

 

Capítulo III

 

Desarrollo del Terror  y la Inoperancia Gubernamental

Las primeras acciones, ocurren en la sierra de Ayacucho y selva de Junín, y luego se disemina en toda la zona central del país, es decir Huancavelica, Pasco, Junín, Huanuco y Ayacucho, la cual se convirtió en una zona liberada por el terrorismo y en consecuencia en una zona abandonada políticamente, dónde las instituciones gubernamentales se encontraban prácticamente cerradas y las dependencias policiales y destacamentos del ejercito, atrincherados en sus cuarteles y comisarías sin que pudieran repeler el continuo ataque a los que eran sometidos.

En esta etapa, se hace muy evidente el nexo entre el narcotráfico y el terrorismo, ya que por un lado el incremento de la producción de cocaína aumento en estas zonas liberadas, la logística de los grupos terroristas se incremento, en lo que respecta a adquisición de pertrechos militares en incremento de sus actividades proselitistas.

Las instituciones sindicales, fueron copadas en sus cúpulas por adeptos a la causa senderista (SUTEP, CGTP, entre los más principales), los paros en la producción eran continuos, los atentados contra la propiedad privada e infraestructuras públicas comenzaban a hacer mella en el PBI nacional, todo esto ante la apacible contemplación de nuestros políticos, autoridades civiles y militares. 

Los asesinatos selectivos se incrementaron y ya no distinguían edad ni sexo, las zonas productoras de cocaína, fueron virtualmente copadas por los grupos senderistas (el MRTA, también tenía como socio estratégico al narcotráfico), quien entre ellos se disputaban la supremacía de ciertas zonas, con la finalidad de cobrar los cupos que daban los narcotraficantes a cambio de protección, en esta lucha tribal entre terroristas, Sendero Luminoso salió prevaleciendo y fortificado al casi eliminar a sus pares, pero luego de esto la matanza contra la población indígena y civil continuó con mayor voracidad.

En todo este tiempo no se vio acción alguna por parte del gobierno, lo que permitió que los grupos terroristas pudieran posicionarse fuertemente en el contexto nacional ([12])

En ese entonces era muy común, escuchar noticias de Ayacucho o alguna otra ciudad de la sierra del país, de atentados, muerte de alcaldes, asesinato de policías, y otros más que como no se daban en el contexto de la capital o de las ciudades de la costa, no le interesaba a gran parte de la población, en especial a la capital y su centralismo canibalésco.

 

Capítulo IV

 

La Toma de Lima

La toma de Lima por parte de Sendero Luminoso (1990), se adelanta ante el hecho de que las fuerzas armadas, comienzan a ganar adeptos en la sierra y selva del país, y el control de las zonas antes terroristas por parte del ejército, empiezan a ser retomadas.

Ante estos hechos, Abimael Guzmán, adelanta su plan de tomar Lima por sus flancos ósea por sus conos (Villa el Salvador, El Agustino, Comas, San Juan de Lurigancho, entre otras).

El adoctrinamiento, los asesinatos selectivos de dirigentes comunales, de policías y militares, el sembrado y detonación de coches bombas en entidades publicas y privadas, sabotajes, secuestros, extorsiones, pagos de impuestos de guerra a empresas y empresarios, la toma de las universidades por parte de militantes senderistas que pregonaban la apología del terror y el cambio brusco de la estructura política, y un sin número de hechos lamentables que permitieron que los hechos que se suscitaban dieran la impresión de que el estado ya estaba copado y que solo faltaba el golpe final para que los terroristas tomen el poder por las armas.

Otro hecho importante, fue que las cárceles dónde se recluían a los terroristas capturados, se convirtieron en bastiones de estos, dónde se adoctrinaban a sus adeptos se planificaban los golpes que se debían dar en la Capital o en algún otro lugar del país, de igual manera el poder judicial se vio invadido por el aparato legal que defendía a los terroristas procesados ([13]), evitando que muchas causas se ejecuten.

Ante todos estos hechos, Abimael Guzmán y su cúpula, se traslado a Lima, a dirigir personalmente la caída de esta, pero nunca contaron que la policía había organizado un grupo élite para su búsqueda y captura y que en esos momentos al determinarse que se encontraba en Lima, se convirtió en el principal objetivo, dentro de la estrategia de lucha anti terrorista del gobierno de Fujimori.

En esta etapa de la violencia en el país, el congreso fue disuelto, se dictaron nuevas leyes anti terroristas, el ejército tomo el control político de las zonas en emergencia de la sierra y selva, se armaron  las comunidades indígenas y pasaron a formar parte de contingentes civiles anti terroristas, se formaron los juzgados anti terroristas dirigidos por “jueces sin rostro”, para proteger a los magistrados; pero el principal acto de todos fue utilización de la “inteligencia” militar con la finalidad de adelantarse a hechos posibles planeados por los senderistas.

 

Capítulo V

 

La Caída del Presidente Gonzalo

¿Quién era Abimael Guzmán?

Manuel Rubén Abimael Guzmán Reynoso nació en 1934 en Arequipa. En 1953 ingresó a la Universidad San Agustín de Arequipa donde terminó sus estudios con el título de Bachiller de Humanidades y Derecho. Desde 1962 se desempeñó como catedrático en la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga, de Ayacucho. En 1963 fue designado delegado de la Facultad de Ciencias Sociales ante el Consejo Universitario, iniciando el trabajo de infiltración comunista en dicho centro superior, dándose tiempo para realizar en forma paralela el trabajo de catequizar al campesinado de la zona.

En 1961, como delegado del Partido Obrero Revolucionario (POR), fue elegido miembro de la directiva provincial del Frente de Liberación Nacional de Arequipa, integrada en su mayoría por partidos políticos de izquierda. En 1969 conformó un grupo de profesores que se opusieron a la Reforma Educativa. En junio de 1969 fue detenido por ser el presunto autor de los delitos de ultraje a la nación  y a los símbolos representativos, ataque a las Fuerzas Armadas contra el Orden Constitucional y la seguridad del Estado, fabricación, uso de armas y explosivos y daños a la propiedad pública y privada. En 1971 se registró su presencia en Lima. En 1972 fue expulsado del Partido Comunista Peruano-Bandera Roja y al año siguiente integró la Junta Directiva del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la UNSCH, habiendo sido elegido como representante del Programa Académico de Educación. Figuraba desde entonces como uno de los líderes revolucionarios de Ayacucho, al mismo tiempo, dirigente y organizador del PCP por el Luminoso Sendero de Mariátegui, abocándose a estudiar y difundir el pensamiento de José Carlos Mariátegui y al análisis de los problemas nacionales y mundiales. El 7 de enero de 1979 fue detenido por la Dirección de Seguridad del Estado por delitos Contra la Autoridad Constitucional, Contra la Seguridad Pública, Contra la Tranquilidad y Contra el Patrimonio, pero logró salir de la cárcel. El 12 de septiembre de 1992 fue detenido por el GEIN-DINCOTE.

 

La Captura

Cuando el líder senderista comprendió que las cosas no iban bien en el campo, cambió su estrategia también en la esfera ideológica, concentró las operaciones de Sendero Luminoso en las ciudades, las cuales se convertían en el foco principal de la guerra, y el campo, su complemento. Guzmán fue prisionero de su propia victoria, su capacidad para destruir y desplazar al Estado, como parte de una estrategia de creación de vacíos políticos, fue mayor que su capacidad para organizar los cuadros que llenarían esos vacíos. Esa fue la razón por la que cambió el eje principal de la guerra del campo a las ciudades.

En 1991 el comité central senderista proclamó la conquista del llamado equilibrio estratégico. A este logro se le consideró un hito histórico tan importante como el propio inicio de la lucha armada. Para las concepciones senderistas la nueva fase supuso principalmente el ingreso a la guerra de movimientos.

Sendero apuntaba a aumentar sus operaciones y a completar su estrategia con el ataque ofensivo sobre Lima hacia fines de 1992. Su objetivo era dar en el exterior una imagen de caos e ingobernabilidad que llevaría a los países vecinos a intervenir en el Perú.

La captura de Guzmán por parte de DINCOTE evitó todo esto. Se capturó al líder de Sendero sin disparar un solo tiro, después de meses de paciente búsqueda de inteligencia, análisis y vigilancia de muchos sospechosos que los conducirían al escondite de Guzmán.

El terror causado por las acciones de Sendero Luminoso antes del 12 de septiembre de 1992, reforzó su sentimiento de invulnerabilidad, pero esa no fue la única razón para  los desastres que subsecuentemente caerían sobre ellos. Era claro que una estrategia de engaño estaba siendo usada por la  comunidad de inteligencia peruana. El canal utilizado fue la prensa. Primero se corrió un rumor dos meses antes de la captura de Abimael Guzmán que estaba en Bolivia; y más tarde la prensa comenzó a escribir y hablar sobre este tema por algunas semanas. Era obvio que Guzmán debió haberse reído leyendo los diarios y pensando cuán desorientados estaban los servicios de inteligencia, pero en realidad esta jugada reforzó su ego y lo llevó a un exceso de confianza, como sostienen algunos autores ([14])

 

Capitulo VI

 

La Comisión de la Verdad y el Resurgimiento Terrorista

¿Es posible entender a Sendero Luminoso? En el discurso público, Sendero suele ser visto como algo indefinible, un grupo demente, irracional. Otros han explicado a Sendero como el producto de una violencia estructural y persistente que aqueja a la sociedad peruana.

Luego de ser vencidos militarmente y políticamente, se empezó con la reconstrucción del país, y con esto mirar más de cerca lo que dejo esta guerra interna; se encontraron cementerios comunes, donde fueron enterrados civiles asesinados extrajudicialmente, tanto por parte del gobierno o militares como por parte de los terroristas (es de precisar que el MRTA, fuera de la toma de la embajada del Embajador de Japón, y de la balacera que sostuvo con la policía en la calles de Miraflores en Lima, no tuvo mayor presencia terrorista en el conflicto).

En el gobierno de Alejandro Toledo, ante la necesidad de buscar las respuestas necesarias a tanto dolor, es que se forma la “Comisión de la Verdad” y posteriormente se le agrego “y Reconciliación”.

El abrir nuevamente la herida, no fue bueno, ya que la comisión, se torno en espada de Damocles, ya que al final termino ensalzando la afrenta terrorista y los militares que nos defendieron terminaron siendo los perseguidos y los causantes de tanto dolor y destrucción. 

El manejo que tuvo esta comisión, permitió algo inusual, volver a juzgar a los mandos terroristas por las acciones que ya habían sido juzgados por jueces sin rostro; siendo en definitiva una victoria tacita a la causa senderista, esta comisión llegó más allá al catalogarlos como grupo guerrillero, dejando de lado el terror que causaron ya que este pequeño termino, permitía la interpretación de que en el Perú se peleó una guerra civil y por lo tanto las acciones militares se encontraban sustentadas por el lado de los senderistas.

Estas victorias en el papel, permitió que el fenómeno terrorista vuelva a surgir y ha recuperar fuerza en su ideología y en la actualidad nuevamente se empiece a ver asesinatos de policías, el nexo entre los terroristas y el narcotráfico (incluso ahora los terroristas, preparan su propia droga), la llegada y penetración al pueblo ahora se hace bajo medios más pacíficos pero con el mismo contenido separatista que busca romper el orden jurídico.

En definitiva, el terrorismo se ha reciclado y aparece con nuevos brillos y nuevas metas y con los mismos objetivos, y esta en nosotros el volver  pasar por esta insana experiencia ([15])

 

V. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

 

Conclusiones

El surgimiento de los movimientos terroristas en el Perú en las zonas más deprimidas del país, pueda deberse a las siguientes razones:

1. En estas regiones existen poblaciones que viven en el más completo abandono por parte del Estado, permitiendo que no exista ningún control ni orden.

2. Las escasas vías de comunicación permitía que estos poblados puedan ser controlados por organizaciones terroristas, desarrollando sus políticas de adoctrinamiento.

3. Le permitía a los terroristas un amplio campo de batalla para poder afrontar al Estado, ya que conocían mejor el terreno.

4. Concebir en un principio a estos movimientos como simples delincuentes, mafiosos o abigeos y no como un problema social que se produjo por la escasa presencia del Estado y el centralismo imperante en el país.

 

Recomendaciones

1. Decisión política para enfrentar a la subversión frontalmente y en forma abierta, en todos los campos del que hacer nacional.

2. Acondicionamiento de un marco legal adecuado, debido a que el Gobierno de turno uso estas leyes antiterroristas como armas políticas para encarcelar a opositores del régimen o desprestigiar a rivales políticos.

3. Funcionamiento de una adecuada ley de arrepentimiento, evitando que esta ley no sea usada como arma política.

4. Unificación de los sistemas de inteligencia y que esta sea controlada por el Estado y no por los militares.

5. Implementación de la pena de cadena perpetúa para cabecillas comprobados y terroristas confesos, evitando que esta ley no sea usada como arma política.

6. Atención socio-económica a las zonas más deprimidas del país y organización para su autodefensa.

7. Control y erradicación del narcotráfico

8. Aplicación de las normas y principios de los derechos humanos por parte de las Fuerzas del Orden y del Estado.

 

BIBLIOGRAFÍA

 Obra: La Realidad Nacional

Autor: Víctor A. Belaunde

Ediciones Mundo Moderno – París

Noviembre de 1930

 

Obra: Desborde Popular y Crisis del Estado – Veinte años después

Autor: José Matos Mar

Fondo Editorial del Congreso del Perú

Año 2005

 

Obra: Años Cruciales

Autor: Carlos Burmester Landauro

Editorial Vallejiama de la Universidad Cesar Vallejo de Trujillo

Marzo de 1999

 

Obra: Las dos caras del Liberalismo – Una nueva interpretación de la tolerancia liberal

Autor: John Gray

Editorial Paidos Ibérica S.A. España

Año 2001

 

Documental de la Nacional Geografic Chanel

Real Films: Sendero Luminoso

Emitido el sábado 30 de Junio del 2007

Desde las 12 a las 15 horas.

 

Pies de páginas

[1] Véase en la obra de Víctor A. Belaunde, La Realidad Nacional, editorial Nuevo Mundo – París 1930,  páginas 24 – 25.

[2] Entiéndase como “masa indígena” a los campesinos rurales, obreros mineros, peones de haciendas,  entre los más representativos.

[3] La propiedad de la Tierra , de acuerdo al proceso histórico, según Mariategui

[4] Es conocido que el Narcotráfico, por los recursos económicos que genera, adquiere propiedades, ingresa dinero ilegalmente en la economía de las naciones, determinando variaciones en los tipos de cambio de las monedas nacionales con respecto al Dólar (moneda referencial), se ha militarizado con la adquisición de “soldados” y equipamiento militar para defenderse de los gobiernos y de la ley; lo más peligroso es que se ha podido infiltrar en la política y por lo tanto, participa en la legislación de las naciones.

[5]  Latinoamérica, es una zona muy activa del narcotráfico, aquí operan carteles Colombianos, Mexicanos, Chinos, Rusos, Italianos, entre los más principales.

[6] Véase en la obra de John Gray: Las dos caras del liberalismo – Una nueva interpretación de la tolerancia liberar; traducido por Mónica Salomón, ediciones Paidos – Ibérica S.A. año 2001; página 118

[7] Es conocida la eliminación se lectiva de opositores políticos al régimen comunista, desde Lenin y con mayor fuerza con Stalin, lo que afianzo la permanencia en el poder de uno de los regimenes más sangrientos de la historia de esa nación.

[8] En las décadas de los 50 hasta los 70, Latinoamérica, vivió el predominio de gobiernos militares, el Perú no fue la excepción (Benavides, Odría, Velasco, Bermúdez).

[9] Véase Tesis: Violencia terrorista en el Perú, Sendero Luminoso y la Protección Internacional de los Derechos Humanos –  Concepto de TERRORISMO, tomado del autor JIMENEZ BACCA, Benedicto; de su obra:  Inicio, Desarrollo y Ocaso del Terrorismo en el Perú  Tomo I Pág. 13

[10] Los términos de interacción entre el Perú oficial y la “otra sociedad” que emerge, remodifican en beneficio de esta última y sus representantes… ambulantes y comercio extralegal, industrias que no pagan impuestos ni patentes… guerrilleros, terroristas y “zonas liberadas”… el Perú oficial no podrá imponer otra vez sus condiciones, deberá entrar en dialogo con las masas en desborde, para favorecer la verdadera integración de sus instituciones emergentes en el Perú que surge. Véase en la obra de José Matos Mar: Desborde Popular y Crisis del Estado – 20 años después. Fondo Editorial del Congreso del Perú, año 2005, del 105 al 107.

[11] La sociedad es una constelación de poderes, cualitativa y cuantitativamente diferenciados según la magnitud de los grupos sociales y los instrumentos que controlan, de la fuerza que tienen, de los provistos sociales, económicos o culturales o de orto orden que persiguen y de los medios de influir en l conducta de los demás aun contra su voluntad. Véase en la obra de Carlos Payt, en su libro: Ciencia Política y Ciencia de la Información; tomado como texto en la obra de Carlos Burmester: Años Cruciales, Trujillo 1999; página 80.

[12]  Todos estos hechos aparecen como factores que evidencian la contradicción en que se desenvuelve esa transformación: el ascenso de masas frente al desconcierto de las clases dominantes y la incapacidad del estado para “poner las cosas en orden” y encausar la vida del país en un legítimo marco consensual que satisfaga las nuevas aspiraciones nacionales. Véase en la obra de José Matos Mar: Desborde Popular y Crisis del Estado –  Veinte años después; sobre el Desborde popular y crisis del estado. 1984°, pagina 18 y 19.

[13]  El aniquilamiento de Jueces, Fiscales y Abogados, se intensificó en esta parte de la operación por Lima; de esta manera se lograba quebrar los procesos y dilatar las sentencias para los mandos terroristas; al sembrar el terror en los Jueces y Fiscales, se logró impedir que se ejerza justicia, ya que no había quien juzgue a estos personajes, siendo un evidente triunfo para los terroristas.

[14]  Véase, Documental de la Nacional Geografic Chanel; Real Films: Sendero Luminoso

Emitido el sábado 30 de Junio del 2007; Desde las 12 a las 15 horas.

[15]  Sendero Luminoso se ofrece como una muestra concreta y evidente de la informalidad política. Se aleja en ideología y estrategia, y repudia abiertamente la formalidad de los partidos revolucionarios existentes. Cuestiona todo el orden establecido y los mismos códigos semánticos en los que se expresa el debate ideológico formal… la singularidad de sus acciones puede entenderse solamente en el marco de referencia que propone la nueva sociedad en turbulento crecimiento. Véase en la obra de José Matos del Mar: Desborde Popular y Crisis del Estado – Veinte años después; páginas 66 y 67.